PODERES LOCALES

Para lograr el Buen Vivir es indispensable mejorar la gestion del territorio, promover el ejercicio de la autonomía de los gobiernos locales y de la participación social en la gestión pública local. La construcción de lo público pasa por el adecuado despliegue de la descentralización, de la subsidiaridad en la respuesta institucional hacia las demandas ciudadanas.
Para ello una sociedad civil organizada es indispensable.
  1. Managing Director
  2. Managing Director
  3. Managing Director
  4. Managing Director
  5. Managing Director
  6. Managing Director
  7. Managing Director
  8. Managing Director
  9. Managing Director

PODERES LOCALES

1.    Consideraciones  sobre Poderes Locales
2.    Estrategia de trabajo en PL
3.    Avances y experiencias
4.    Desafíos actuales
.
Las ciudades se conforman de manera caótica siguiendo el ritmo de los intereses de los grandes capitales, particularmente de los inmobiliarios, quienes deciden los usos del suelo y acaparan el plusvalor de la tierra. La falta de control acerca de los usos del suelo, de la calidad de las edificaciones, de los servicios y equipamientos urbanos hacen parte entonces de esas relaciones de poder y de intereses, en los que pagan siempre los más pobres.
Las invasiones de terrenos surgen en este contexto; barrios “ilegales” que emergen repentinamente en las ciudades; gobiernos locales impotentes frente a la problemática incapaces de ofrecer políticas públicas consistentes y sostenidas como para canalizar las necesidades de las familias en situación de pobreza y avanzar en el acceso a suelo, a la vivienda, a servicios básicos y hábitat dignos.
La respuesta estatal a estas demandas ha sido insuficiente; sin embargo, en algunos casos como el ecuatoriano se ha recogido a nivel constitucional el derecho a la ciudad entendido como…“las personas tienen derecho al disfrute pleno de la ciudad y de sus espacios públicos, bajos los principios de sustentabilidad, justicia social, respeto a las diferentes culturas urbanas y equilibrio entre lo urbano y lo rural. El ejercicio del derecho a la ciudad se basa en la gestión democrática de ésta, en la función social y ambiental de la propiedad y de la ciudad, y en el ejercicio pleno de la ciudadanía” (Art. 31)
El reconocimiento de este derecho implica la redefinición de la visión de la organización de las funciones públicas en los territorios para fortalecer la autonomía de los gobiernos locales, la descentralización para propender a un desarrollo integral, incluyente, para superar los problemas de discrimen, segregación y desintegración social. Es así que en su Art. 238 la Constitución señala que “los gobiernos autónomos descentralizados gozarán de autonomía política, administrativa y financiera, y se regirán por los principios de solidaridad, subsidiaridad, equidad territorial, integración y participación ciudadana. En ningún caso el ejercicio de la autonomía permitirá la secesión del territorio nacional”. 
Terranueva apuesta, en este contexto, al rol de los gobiernos locales como los más cercanos a la comunidad, para enfrentar los desafíos del Buen Vivir y del derecho a la ciudad que define el nuevo marco constitucional y legal del Ecuador. Los gobiernos locales están llamados a trabajar en estrecha colaboración con las organizaciones sociales, forjando una gestión participativa en todos los momentos de la política pública. Esa es la forma de contribuir a la construcción de nuevas formas plenamente democráticas de poder local: la interfase entre sociedad civil y estado local es el campo de trabajo que privilegia nuestra fundación.
1.    Consideraciones sobre Poderes Locales
2.   Estrategia de trabajo en Poderes Locales
.
Terranueva considera que el cambio se construye desde los territorios con el protagonismo de la sociedad civil, principalmente de las organizaciones sociales. Para que ello sea viable se requiere de la apertura de las autoridades locales a la participación ciudadana; pero, sobre todo, se necesita del fortalecimiento de las capacidades de la sociedad para actuar de manera organizada para incidir en las políticas públicas así como para emprender iniciativas propias hacia el desarrollo sustentable y equitativo de la localidad.

Tomando en cuenta el favorable marco constitucional y legal, Terranueva busca promover ese empoderamiento ciudadano en los diferentes ámbitos del desarrollo local, reconociendo que la participación de las organizaciones sociales puede mejorar y potenciar las políticas públicas en temas relevantes como el acceso a vivienda, gestión de riesgo, ambiente, movilidad, espacio público, seguridad

Para orientar de mejor manera estos diversos temas hemos acogido el derecho a la ciudad que prescribe nuestra Constitución que sintetiza la expectativa de Buen Vivir que merecen las personas en las localidades, con una convivencia pacífica, con el ejercicio pleno de la democracia para garantizar el acceso a una vivienda digna, al hábitat y los servicios incluyendo salud, educación, transporte públicos. El desarrollo económico local también hace parte de esa agenda y articula otros ejes temáticos de trabajo de Terranueva como son el de la soberanía alimentaria y de la economía popular y solidaria.
3.   Avances y experiencias
.
Desde la década de los 90 del siglo anterior, Terranueva ha hecho esfuerzos por contribuir a mejorar la gestión del desarrollo y la democracia participativa en diversas localidades. A partir de las relaciones establecidas con los pueblos y nacionalidades indígenas desde los temas agrarios, en 1996 Terranueva, junto con otras ONG, apoyó la gestión de autoridades indígenas en algunos municipios. Un elemento central de ese trabajo fue la configuración de instancias de participación ciudadana como asambleas o parlamentos populares locales.
A través de esos mecanismos de promovió la democratización de la gestión municipal y la construcción de agendas de desarrollo local que fueron base de los posteriores planes de desarrollo cantonal. La plurinacionalidad y la interculturalidad fueron incorporadas así como la búsqueda de un desarrollo armónico del territorio a partir de sus diversidades, de sus limitaciones y potencialidades.
Si bien se trabajó en colaboración con autoridades indígenas en municipios relativamente pequeños, a partir del 2000 Terranueva empezó a trabajar en Quito, en este caso desde las organizaciones sociales más que de la institucionalidad municipal. Con diversas organizaciones barriales de promovieron agendas para el mejoramiento de la calidad de vida a partir de algunas iniciativas autogestionadas y, paralelamente,  de incidencia en las políticas municipales.
Desde estas experiencias, actualmente Terranueva promueve el fortalecimiento de las organizaciones sociales urbanas desde el enfoque del derecho a la ciudad reconocido en la Constitución. Como herramientas específicas está la realización de escuelas de liderazgo social, la generación de agendas barriales, la identifiación de conflictos en la ciudad y la formulación de propuestas de incidencia en las políticas públicas.
4.   Desafíos actuales
​​
.
El país ha vivido a partir de la promulgación de la Constitución de 2008 una fase de fortalecimiento del Estado que había sido pulverizado en las décadas neoliberales. Esta recuperación ha tenido dos limitaciones, de un lado que se ha fortalecido lo estatal con poca presencia de la sociedad, esto es sin configurar “lo público”; y de otro lado, con una débil descentralización, esto es con poco protagonismo de los gobiernos locales.
Por eso, Terranueva considera como desafíos justamente el aportar hacia la construcción de un Estado con mayor participación social y con mayor descentralización. Esos som dos elementos clave para lograr que en los poderes locales puedan ser los espacios propicios para promover un desarrollo desde las capacidades y potencialidadee presentes en los territorios.
Para eso hace falta no solo de la adecuada orientación de las políticas públicas nacionales y locales, sino, fundamentalmente, del empoderamiento de la sociedad civil organizada, de la construcción de redes, de la generación de propuestas, de agendas para el desarrollo local, para la gestión de las ciudades, para avanzar hacia la conquista del derecho a la ciudad.
Propiciar espacios de diálogo social entre organizaciones sociales y autoridades nacionales y locales; aportar a la formación de liderazgos sociales; contribuir a la generación de agendas para el desarrollo sustentable y equitativo de las localidades son las tareas que prioriza en este eje temático Terranueva,