GESTIÓN DE RIESGOS

Estamos expuestos a diversas amenazas por desastres naturales, muchos de los riesgos se deben a inadecuadas intervenciones humanas.
Por ello es necesario prevenir y generar las capacidades a través de esfuerzos conjuntos entre el Estado y la sociedad organizada para superar las vulnerabilidades de los territorios, que afectan a las instalaciones, los equipamientos públicos, las viviendas, los medios de vida.
Debemos construir sociedades resilientes.
  1. Managing Director
  2. Managing Director
  3. Managing Director
  4. Managing Director
  5. Managing Director
  6. Managing Director

REDUCCIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES

1.    Consideraciones  de la problemática de riesgo
2.    Estrategia de trabajo en GR
3.    Avances y experiencias
4.    Desafíos actuales
.
Terranueva, considera  que los riesgos en su gran mayoría son problemas no resueltos en los diferentes procesos de desarrollo del país, profundizados por varios factores como el rápido crecimiento poblacional, ausencia de planificación y ordenamiento territorial, presencia de vulnerabilidad social y económica ligada a niveles de pobreza, inequidades y desigualdades, y las migraciones de las familias del sector rural a la ciudad y a otras provincias, sumamos a esto la falta de dotación de servicios básicos y bajo nivel de respuesta al conjunto de demandas sociales de la población, presencia de altos niveles de vulnerabilidad física sobre todo en áreas urbanas por la ubicación en zonas de riesgos, y la falta de aplicación de normas de construcción y aumento de vulnerabilidad en el área rural por la ausencia de mecanismos aplicables para la conservación de los recursos naturales y  uso de agroquímicos, aumento de la inseguridad alimentaria y falta de profundización en la diversificación productiva, ausencia de una gestión adecuada del suelo, agua y el ambiente; vulnerabilidad institucional en el nivel territorial - falta de mecanismos para profundizar la coordinación interinstitucional y sectorial; limitados recursos humanos y financieros para la gestión del riesgo en preparativos, manejo de la emergencia y recuperación por desastre.

La situación de vulnerabilidad se agrava más con la profundización del cambio climático que acelera el impulso y encadenamiento de diversos eventos naturales. Las amenazas más frecuentes en Ecuador son  los sismos, erupciones volcánica, posibles  tsunamis, eventos hidrometeorológicos asociados con régimen de lluvias o eventos extremos como El Niño, Oscilación Sur (ENOS) que generan inundaciones frecuentes y sequías, deslizamientos o movimientos en masa como consecuencia de lluvias fuertes o terremotos, fenómenos que de concretarse vuelven  más vulnerables e inseguro a la población, con impacto negativo en el desarrollo de los territorios; sumamos a estos amenazas antrópicas como la contaminación ambiental y la brecha significativa en relación al conocimiento del riesgo a nivel local.
1.   Consideraciones  de la problemática de riesgo
2.    Estrategia de trabajo en GR
.
Terranueva trabaja bajo un enfoque integral de reducción del riesgo de desastres (RRD) desde una mirada al desarrollo local sostenible; y considera  a la RRD como el conjunto de esfuerzos sistemáticos dirigidos al análisis y a la gestión de los factores causales de los desastres, lo que incluye profundizar en la prevención y  la reducción del grado de exposición a las amenazas, contribuye a la disminución de la vulnerabilidad de la población, apoya para una gestión adecuada del  uso del suelo, el agua, y el  ambiente, a través de la aplicación de técnicas agroecológica,  acompaña procesos de preparación comunitaria ante posibles eventos adversos y procesos de recuperación ante situaciones  emergencias y/o desastres. Este no  puede entenderse como una actividad que obedece a acciones aisladas o coyunturales, sino como un componente que se integra horizontalmente en todos los ejes de trabajo institucional y en las actividades desplegadas en el  territorio, como parte  integral de los procesos de desarrollo local, ordenamiento territorial  y de la planificación estratégica.
Estamos conscientes, que si queremos alcanzar la sostenibilidad en el desarrollo territorial, la reducción del riesgo de desastres debe integrar tanto en acciones destinadas a identificar,  prevenir, reducir o eliminar (en la medida de lo posible) los riesgos acumulados a lo largo del tiempo, como a evitar la generación de nuevos riesgos en las actividades futuras, abordando las raíces del problema y no solo a sus síntomas.
La gestión del riesgo a nivel de las entidades públicas, conforme señala la Constitución de la República del Ecuador, debe hacerse bajo el principio de la subsidiaridad. Los gobiernos locales son los llamados a gestionar, con participación de las comunidades, de las organizaciones sociales de la localidad, el ciclo de las políticas públicas de cara al tema. El gobierno nacional, como instancia rectora, debe definir las orientaciones, la normativa, y ofrecer, en ese marco, el soporte para que los gobiernos descentralizados asuman sus responsabilidades.
Terranueva, en conscuencia privilegia la coordinación con los gobiernos locales, principalmente cantonales y parroquiales para contribuir a fortalecer sus capacidades institucionales y especialmente sus modalidades de trabajo participativo con las comunidades y organizaciones sociales del territorio.   
3.   Avances y experiencias
Terranueva en los últimos 15 años  ha desarrollado capacidades en relación a la gestión de riesgo en el país, en este marco ha construido alianzas con varios actores institucionales, entre ellas  con el CRIC, conjuntamente hemos trabajado el tema en varias provincias buscando posicionar la reducción del riesgo de desastres desde la cotidianidad de la vida de las comunidades, así también desde la Gobernabilidad generando debates y dotando de herramientas e insumos para su incorporación en los procesos de planificación y toma de decisión política al interior de los GAD y COEs, y el impulso a la participación comunitaria en  los distintos niveles de gobierno.
En este sentido se destacan varios logros:
  • ·        Experiencia en  preparación ante desastre, hemos desarrollado cuatro proyectos DIPECHO en Los Ríos (Quevedo, Mocache, Palenque), Manabí (Jipijapa) Santo Domingo (nivel Cantonal), Pichincha (Quito); procesos en el que hemos desarrollado diversas herramientas de trabajo comunitario, fortalecimiento a la institucionalidad - COE,  realización de estudios y  ejecución de obras de ingeniería Naturalística.
  • ·        Experiencia en atención a emergencia, hemos desarrollado 1 proyecto ECHO, en respuesta a la  situación de riesgos por inundación, realizado en la provincia de Los Ríos (Mocache) y Guayas (Santa Lucia, Palestina)
  • ·        Experiencia en atención post desastres en situación de riesgos sísmicos en la provincia de Manabí, con tres intervenciones socio sanitario dirigido a las comunidades rurales más expuestas.
  • ·        Estamos iniciando una experiencia en atención postdesastres en remoción de escombros  en la provincia de Manabí en zona rural.
  • ·        Destacamos además que las diferentes iniciativas de desarrollo ejecutadas en relación a soberanía alimentaria y poderes locales, incorporan también el enfoque de gestión de riesgo y conservación de los recursos Naturales.
4.   Desafíos actuales
​​
.
Reconociendo los grandes avances que tiene el Ecuador en relación a la GR en cuanto a normativas jurídica, existencia de políticas en relación a la prevención, mitigación, respuestas, recuperación y reconstrucción, creación y fortalecimiento de la institucionalidad responsable, (Secretaria Nacional para la Gestión del Riesgo) en el nivel nacional y en el nivel territorial la puesta en marcha de las Unidades Técnicas de Gestión de Riesgos  vinculadas a la gestión municipal;  y valorando el compromiso país  que ubica al ser humano en el centro del desarrollo,  planificación  y en toda decisión política que tenga que ver  con garantizar derechos, buen vivir e igualdad y oportunidades; del igual modo considerando que la agenda 2030 de desarrollo sostenible marca líneas globales para aterrizar en lo territorial, Terranueva desde su compromiso institucional le aposta a:
  • ·     Considerar la alta exposición a riesgos que enfrenta el país, y el alto grado de vulnerabilidad por condiciones de pobreza, inequidad, desigualdad y desequilibrios territoriales, considerando que una de las mayores brechas es el desconocimiento de la población a la exposición de los riesgos, lo que hace necesario profundizar en la gestión de riesgo en relación a la prevención y preparación tanto del nivel institucional como comunitaria, reconociendo la importancia que tiene la preparación para la seguridad de la población,  la protección de  medios de vida, y la vinculación a procesos integrales de RRD en el marco del desarrollo sostenible.
  • ·        Acompañar  el  proceso de  reconstrucción postdesastre  y  aportar al desarrollo sostenible de la provincia de Manabí con énfasis en las comunidades rurales manejando un enfoque integral de desarrollo y reducción del riesgo de desastres como una oportunidad para construir comunidades más seguras  y sostenibles  potenciando sus medios de vida, su articulación a la EPS y fortalecimiento de procesos organizativo locales con vinculación a experiencias nacionales.
  • ·        Priorizar la coordinación con las comunidades y organizaciones sociales en los territorios y con los gobiernos locales bajo los principios de subsidiaridad y participación ciudadana.
  • ·        Asistir proyectos de desarrollo local incorporando el enfoque de riesgo de desastres a nivel territorial y contribuir a comunidades mas resilientes y productivas sostenibles potenciando sus medios de vida en todos los ámbitos.
  •   Incorporar  aspectos relativos (transversalidad) de la GR  en los ejes de soberanía alimentaria y poderes locales, y disponer de un plan institucional para profundizar el eje GR.
  • ·        En relación al cambio climático es importante abordar los desafíos a escala mundial  con aterrizaje a nivel local, fortaleciendo la resiliencia  y la capacidad de adaptación  a  los riesgos,  en  temas de conservación de los recursos naturales, diversificación productiva,  participación comunitaria en los procesos de debates y en la colocación en las agendas nacional y local  en el marco del desarrollo sostenible.
  • ·        El escenario actual es propicio para que desde nuestra misión institucional tomar relación con la cooperación sur –sur en relación a la GR para aportar a comunidades  más sostenibles.